Historia

Luego de 15 años como Misioneros en Argentina, un 29 de abril de 2014 llegamos a suelo Boricua 2 adultos, 3 niños y  5 valijas/maletas.  Llenos nuestros corazones de sueños, expectativas, planes y proyectos de parte del Señor, llegamos para quedarnos.

Recorríamos  todos los días, no importando el sol o la lluvia; calles y calles, los cinco, buscando el lugar perfecto dentro del corazón de Dios para establecer la Base.  Fue un tiempo de búsqueda en el que nuestros hijos  fueron y son parte del mismo.

Cada vez que nos estacionábamos frente a una propiedad vacía, buscábamos escuchar la voz de Dios, y valorábamos  lo que DIOS  le hablaba a nuestros corazones.

¨No papa, esta no es.¨,  ¨No, esta no me gusta¨, … Hasta que un día, luego de un sueño que mostraba un lugar, escuchamos de sus pequeñas vocecitas:  ¨Mama, acá es, esta si me gusta…¨

Recordamos que fuimos por curiosidad.  Nos acordamos que habíamos estado en el lugar hace años atrás.  Fuimos en obediencia a esa imagen vista en sueños donde Dios nos decía ¨ACA ES…¨

Llegamos y efectivamente, una casa con un letrero enorme que decía se vende o se renta.  Llamamos al agente de bienes raíces, pautamos una fecha para verla, la vimos, le contamos nuestra propuesta y nos animó a realizarla por escrito y presentársela a los dueños, quienes luego de un tiempo de espera confirmaron que aceptaban nuestra locura de vivir 6 meses sin pago de renta con la condición de rehabilitar el lugar.

Así que, desde ese detalle, hasta lo que nos pedían de depósito y de renta por cada mes posterior, vimos a Dios. Nos dieron la llave y la primera semana de Julio del año 2014, nos mudamos a lo que hoy es la PRIMERA SEDE DE JUCUM URBANO P.R.

A partir de ese momento, cada día un MILAGRO, milagro tras milagro.  Amigos de Cayey, de Caguas, de otras partes de Puerto Rico, conocidos y no conocidos, y aun nuestra propia familia son parte.

Gracias a nuestros líderes y familia de Ituzaingó en Argentina quienes nos apoyaron y ayudaron de muchas maneras, a los Jucumeros de la primera base de Puerto Rico en Juncos y a otras tantas personas, finalmente un 13 de octubre del año 2014 comenzamos operaciones en la Nueva  y Primera Base de Puerto Rico, Jucum Urbano en San Juan.

Dios ha sido fiel y lo seguirá siendo; porque el que comenzó la buena obra la perfeccionará, quien nos llama es fiel y él también lo hará. Dios siempre cumple sus promesas y mientras más débil soy, más fuerte es El en mí.  Él lo hizo, lo hace y lo seguirá haciendo.

Dios nos ha dado una visión de crecimiento y desarrollo para alcanzar, no solo la Isla de Puerto Rico sino, las naciones, e impactar las diferentes esferas de la sociedad con los valores y fundamentos de Su reino. A través de diversas herramientas y estrategias, siempre escuchando la voz del Dios que nos ha llamado, anhelamos seguir caminando hacia un futuro de grandes sueños en El.